Gastronomia de Galicia 

«Faba de Lourenzá»

Faba de Lourenzá - E. Castro Bal
 

<< volver

Cómo reconocerla y dimensiones

Dimensiones:

Son de gran tamaño, entre 19 y 26 mm., y con un peso entre 0,8 g. y 1,2 g. por unidad.

Producción:

El sistema de cultivo tradicionalmente empleado en ésta judía de enrame es en asociación con el cultivo de maíz. Sin embargo en las últimas décadas se ha ido introduciendo el monocultivo.

Preparación del terreno: de ser necesaria la corrección de suelos ácidos, ésta se realizará mediante aportación de cal o dolomita cálcico-magnésica. El abonado orgánico se realizará con aporte de estiércol, debiendo ser prudentes en la cantidad incorporada y realizándose estas labores con suficiente antelación (febrero-marzo). También se aplicarán los abonos fosfopotásicos que precisen para cubrir las extracciones del cultivo.

La siembra de las fabas se realizará entre los meses de mayo y junio, con semilla certificada.

La judía es una planta muy sensible a la falta o el exceso de agua, especialmente en la floración, por lo que requiere suelos con adecuada y regular humedad.

La recolección se realiza desde finales de agosto a finales de noviembre.

Calidad:

La producción amparada por la I.G.P. cumplirá una calidad mínima, debiendo responder a las siguientes características: Enteras y limpias. Sanas y, en particular, exentas de mohos, podredumbres, insectos y parásitos. Exentas de olores y/o sabores extraños, manchas, heridas, deformaciones o coloraciones.

Presentaciones:

Generalmente se utilizan envases de entre 0,5 kg y 1,0 kg de capacidad con destino al consumidor final.

Las judías secas comercializadas bajo el amparo de la Indicación Geográfica Protegida "Faba de Lourenzá", deberán llevar, tras la certificación, la etiqueta comercial correspondiente a la marca propia de cada productor/envasador y una etiqueta de codificación alfanumérica con numeración correlativa, autorizada y expedida por el órgano de control, con el logotipo oficial de la Indicación Geográfica Protegida.

Tanto en la etiqueta comercial como en la etiqueta propia de la indicación geográfica figurará obligatoriamente la mención Indicación Geográfica Protegida "Faba de Lourenzá".