Gastronomia de Galicia 

Protagonistas

 

<< volver

Turismo marinero: el duro oficio del pescador

Madrid, 8 A.M. Miles de personas acuden a sus puestos de trabajo y otras miles acaban de iniciar su jornada laboral.

Cangas (Pontevedra), misma hora. Un grupo de marineros y turistas se encuentran en el mar realizando tareas de pesca desde aproximadamente las 5 A.M. ¿Preparado para embarcarte en alta mar?

 

Los marineros realizan su trabajo, pero ¿qué hacen ahí los turistas? Estas personas, -probablemente acostumbradas a jornadas laborales de oficina-, se hacen un día a la mar para compartir con patrón y pescadores sus aventuras en el mar: cómo se desenvuelven en su interior, las maniobras de navegación, los aparejos de pesca, y algunas de las leyendas, que siempre afloran en tierras gallegas.

Tres cofradías de pescadores, -"San Xosé" de Cangas, "San Martiño" do Grove y "San Telmo" de Pontevedra-, forman parte de Pescanatur, una iniciativa  de turismo marinero con la que se pretende "dar a conocer y poner en valor el mundo del mar", apunta Lorena Fernández,  Coordinadora Educa Mare, que se encuentra dentro del Consorcio Pescanatur.

Desde 2006, este modelo de turismo sostenible permite vivir la realidad de la pesca y el marisqueo artesanal en primera persona. "Se dan cuenta de lo duro y complicado que es el trabajo en el mar. Quedan encantados con la experiencia, el trato recibido por los marineros y mariscadoras, ya que son ellos mismo los que hacen de guías en las actividades, los que le muestran el paisaje, etc", comenta Lorena.

 
Turismo pesquero, turismo marinero, pescanatur

Los turistas pueden elegir entre diferentes rutas, que además varían de horarios según la cofradía que realice la actividad. Las anécdotas se suceden constantemente, -sobre todo por la inexperiencia de las personas que participan en las actividades-, "una vez un marinero le preguntó a un turista cómo mataría un pulpo, y el turista comenzó a darle golpes, en lugar de clavarle el cuchillo".

La Ruta de Pesca de Bajura, -"actividad por la que se decanta la mayoría de los turistas"-, presenta una de las jornadas de trabajo más duras. De julio a diciembre, presenta una jornada de pesca que puede durar desde las 17.30 de la tarde hasta las 6 de la mañana, "aunque el patrón ofrece la posibilidad de traer a los turistas a tierra a la media noche".

Otra de las rutas en barco lleva el nombre de "marisqueo a flote y recursos específicos", donde se pesca, -entre otros alimentos-, el percebe.

Ambas rutas, junto con la Ruta por la playa, donde las mariscadoras explican e incluso dan un pequeño curso práctico de los diferentes tipos de almeja y berberecho "que se recogen en los distintos agujeros que estos bivalvos dejan en las playas", acaban en la lonja de contratación, donde llega todo el pescado y marisco recogido durante la jornada y se prepara para su posterior subasta.

"La temporada en la que más turistas deciden participar en nuestras actividades es la época estival, desde junio a octubre (por la Fiesta del Marisco), animados, -en parte-, por el buen tiempo", explica Lorena Fernández, "en invierno es más complicado, ya que dependemos del factor climatológico".

"Esta iniciativa hace que valoren más nuestro trabajo ya que se dan cuenta de los madrugones que hay que hacer para poder ir a pescar, del frío que pasan, de que tienen que trabajar bajo la lluvia, o metidos en el agua en invierno, etc", apunta la coordinadora de Educa Mare. Es más, las salidas siempre se realizan de lunes a viernes en días laborables, para que la actividad se ajuste lo más posible a la realidad.

Y tras la dura jornada pesquera, ¿por qué no degustar alguna de las tradicionales recetas marineras? La Ruta Gastronómica te permite probar estas recetas en uno de los restaurantes asociados, ya que es "la mejor forma de cerrar un día perfecto de mar". ¿Elevamos anclas, marineros?

 

 
 

Cofradía San Xosé de Cangas

 
 
Cofradía San Martiño do Grove
 
 
Cofradía San Telmo de Pontevedra