Gastronomia de Galicia 

Conocer y armonizar

 

<< volver

MIEL DE GALICIA, EL DULCE DE LAS PEQUEÑAS COSAS

“La vida es un dulce con sabor a miel”. Cada día está hecho de pequeñitos momentos, instantes especiales que compartes con tu familia, con tus amigos, con tus seres queridos, que enriqueces con el sabor de la miel.  






 
La galliña de Mos
Aunque la Miel de Galicia es una denominación única y un producto íntimamente ligado al territorio en el que se obtiene, es posible clasificarla según su origen botánico, en una miel elaborada a base de milflores o en base a sabrosos tipos de miel monofloral. Como su nombre indica, la primera procede de las diversas flores que se encuentran alrededor de la colmena y no presenta un color específico. Sin embargo, dentro de las segundas cabe distinguir entre:
-    Monofloral de castaño, una miel oscura, de fuertes aromas a flor y con un sabor muy intenso.
-    Monofloral de eucalipto, de color ámbar, aromas céreos y sabor ligeramente suave y poco persistente.
-    Monofloral de zarza, de coloración oscura, aromas frutales y de sabores fuertes y dulces.
-    Monofloral de brezo, de coloración oscura, con unos tonos rojizos, y un sabor duradero y ligeramente amargo.
¡Todos y cada uno de ellos, con su sabor especial y aroma característico, posibilitan la elaboración de diferentes platos que garanten una calidad culinaria única! También se utiliza para dar masajes, tratamientos de piel y un sinfín de terapias estéticas con sabor dulce.
Este otoño agasajaos con el oro dulce de la naturaleza: la Miel de Galicia. ¡Que tengáis un meloso mes de octubre!