Gastronomia de Galicia 

Conocer y armonizar

 

<< volver

La trucha de los ríos gallegos

Los ríos constituyen una parte muy importante de la esencia de Galicia. Nos sólo nos regalan unos paisajes espectaculares en cualquier época del año, sino que nos proporcionan productos de una calidad asombrosa. Ejemplo de ello son las truchas.




 
Truchas

Os encontraréis con diversos tipos de truchas en los mercados, aunque quizás las que más os llamen la atención sean las asalmonadas, por sus pintas de colores claras y rojas, o las “arco iris”, que con el efecto del agua y del sol presentan unas bandas de colores verde, rojo y azul en su cuerpo. Son una especie migratoria que va río abajo en primavera para regresar en otoño Normalmente desova en invierno o a principios de primavera. Su carne es blanca o asalmonada. Podréis encontrárosla en los mercados de diversas formas: eviscerada, fileteada, sin espinas, en tornos, ahumada, etc.
 
La trucha es un pescado muy asequible, sano y ligero. Contiene proteínas, vitaminas A y B y minerales. Son muy nutritivas y poseen altos niveles de Omega 3. Además, pueden elaborarse de muchas formas: en paté, en salpicón, ahumadas, en filetes, en albóndigas, en pudin, en ensaladas, en escabeche, en empanadas, en tempura, en lasaña, ¡sin olvidar las sabrosas y sanas huevas de trucha!
 
Es preciso aclarar que, a día de hoy, las truchas que llegan a los mercados provienen de la acuicultura, puesto que la pesca de trucha salvaje para su comercialización está prohibida. Galicia es la mayor productora de trucha a nivel continental. Los expertos nos dicen que la primera referencia escrita sobre el cultivo de la trucha en Galicia se remonta al año 1129, a orillas del río Sar. A través de la acuicultura se han recuperado las especies salvajes más amenazadas. Es por eso, por garantizar la supervivencia de esta especie, que su pesca está muy controlada. A finales del mes de marzo se abrió la temporada de pesca de la trucha en Galicia y hasta 60.000 personas acudieron a los ríos gallegos en busca de este tan preciado pescado para el autoconsumo. No olvidéis que para su pesca son necesarios los correspondientes permisos y licencias y es necesario respetar las cantidades máximas por jornada, para así llevar a cabo una pesca sostenible.
 
La pesca fluvial con carácter recreativo atrae cada año a cientos de aficionados a Galicia. La pesca es una alternativa más para disfrutar de una “experiencia verde” en contacto directo con la naturaleza, un contacto casi mimetizado, en primerísima línea de los maravillosos paisajes gallegos en torno a sus ríos, en los que el pescador parece convertirse en un elemento más. Además, cada vez está más extendida la práctica de la pesca “sin muerte”. Se han ido habilitando cada vez más tramos de ríos para aquellos pescadores responsables que buscan vivir esa experiencia sin poner en peligro ni dañar las especies, devolviéndolas con vida al río tras ser capturadas y adaptando sus métodos de pesca a cada río y a cada momento. 
 
Algunos de los ríos con tramos de pesca “sin muerte” de Galicia son: el río Miño y sus afluentes, sobre todo en su tramo alto perteneciente a la Reserva de la Biosfera (Madalena, Ladroil, Miñotelo, Narla, Ladra, Támoga, Neira, Oribio, etc; en la provincia de Lugo también encontraréis estos tramos de pesca sostenible en los ríos Eo y Ouro. En la provincia de A Coruña, destacan los ríos Xallas, Anllóns y Mero; en la provincia de Ourense encontraréis los cotos de Barbantiño y Cenza, los ríos Avia, Arnoia, Bibei, etc. En la provincia de Pontevedra podréis disfrutar de los ríos Ulla, Deza, etc. 
 
Para los que queráis hacer una escapada gastronómica este mes de mayo para degustar la trucha de Galicia, tenéis al menos tres oportunidades de oro, tres Fiestas de Interés Turístico de Galicia: a primeros de mayo podréis acercaros a la Fiesta de la Trucha de A Pontenova (Lugo) y a la Fiesta de la Trucha de Oroso (A Coruña). A finales de mayo, podréis disfrutar de la Fiesta de la Trucha de Ponte Caldelas (Pontevedra). En todas ellas tendréis la oportunidad de asistir a concursos de pesca deportiva, ¿os lo vais a perder?