Gastronomia de Galicia 

Castaña de Galicia

 

<< volver

Historia y curiosidades

De los análisis polínicos se desprende que la presencia del castaño en Galicia se remonta al menos hasta el Pleistoceno. Sin embargo, fueron las legiones romanas quienes introdujeron su cultivo, generalizándose paulatinamente por toda la región.

Existen documentos que relatan las colonizaciones hechas en los siglos X y XI por los frailes benedictinos de Celanova, en las tierras de A Limia, Verín y Ramirás, en las que introducen al mismo tiempo con el cultivo del vino la plantación de nuevos soutos o castañares. Los documentos más significativos son, sin duda, los contratos forales en los que los señores monásticos conceden una tierra a un forero con la expresa obligación de «hacer, chantar o poblar un souto».

En otras ocasiones, los señores incluso exigen que se «planten o hagan castañas» en tal o cual sitio, es decir, utilizan el nombre del fruto y no del árbol, lo que no deja de ser indicativo de dónde radicaba el mayor interés por el cultivo de esta especie.

La importancia de los soutos en Galicia y su constante presencia a lo largo de la historia, queda reflejada en la toponimia y antroponimia gallegas  y estudios sobre el paisaje agrario gallego, entre los que cabe destacar la magna obra de Abel Bouhier : La Galice. Essai geographique danalyse et dinterpretation dun vieux complexe agraire. Para Bouhier, los castañares constituyen uno de los elementos más importantes del paisaje natural y concretamente del paisaje agrario gallego.

Entre las referencias bibliográficas, hay que resaltar la mención que hace Alejandro Dumas en su novela De París a Cádiz, escrita en 1847, en relación la calidad de las castañas de Galicia.

Manuel Puga y Parga, alias Picadillo, en su libro La Cocina Práctica, publicado en 1.905, recoge varias recetas en las que la castaña es protagonista, destacando entre ellas los marrons glacés.

Antes del descubrimiento de América y por tanto, antes de que en Galicia hubiera patatas, el alimento que la sustituía era la castaña que, simplemente cocida con unos chorizos, o incluidas en el cocido, resultan un alimento exquisito.

Sumario

relacionados

postres típicos

 

Información seleccionada por la Academia Galega de Gastronomía