Gastronomia de Galicia 

Castaña de Galicia

 

<< volver

Cómo reconocerla y dimensiones

Producción:

La caída del fruto se produce de forma espontánea y la recolección se realiza de forma manual, en un plazo no superior a 48 horas tras la caída, introduciéndose en recipientes perfectamente identificados y que permitan una adecuada ventilación. El transporte al almacén se realizará en vehículos adecuados dentro de las 48 horas posteriores a la recolección.

Los frutos cosechados se someten a procesos de selección, limpieza y calibrado, a fin de asegurar que reúnan las características que les confiere su especificidad.

Los productos transformados amparados por la I.G.P. son: castaña congelada, castaña seca, castaña al natural y harina de castaña. Los procesos de elaboración deberán respetar las especificaciones técnicas definidas en el pliego de condiciones.

Calidad:

Las características exigibles al fruto a proteger por la IGP "Castaña de Galicia" una vez recolectado:

Humedad mínima del 50% y humedad máxima del 60%

Porcentaje máximo de frutos tabicados: 12%

Porcentaje mínimo de carbohidratos: 55%

Número máximo de frutos por kilogramo no superior  a 120 en el caso de producto fresco y 200 en el caso de producto congelado.

En cada envase de castañas IGP "Castaña de Galicia" se admitirán un máximo de un 5% de frutos que no cumplan las especificaciones.

Presentaciones:

Las presentaciones comerciales podrán ser las siguientes:

En fresco: las castañas deberán presentarse enteras, sanas, limpias, sin germinar y exentas de sabores u olores extraños.

Congeladas: el proceso de congelación atiende exclusivamente a la ampliación del período de conservación del producto, sin que se trate en sentido estricto de un proceso de transformación. Por tanto, las castañas congeladas deberán presentarse con las mismas características que el producto en fresco.

Las «Castañas de Galicia» se comercializan en fresco en embalajes de red, rafia o arpillera de 500 g, 1 kg, 2,5 kg, 5 kg, 10 kg, 15 kg. y 25 kg. Se podrán contemplar otros formatos, siempre que no se comprometa la calidad del producto.

En las etiquetas de los productos transformados (como puré de castañas, crema de castañas, castañas en almíbar, castañas en alcohol, marrón glasé, bombón de marrón glasé...), se podrá indicar que el producto se ha obtenido a partir de la IGP «Castaña de Galicia», siempre que el transformador se someta a las verificaciones efectuadas por el órgano de control y cumpla las normas que se establezcan, con vistas a la identificación de las partidas del producto.

Sumario

relacionados

postres típicos

 

Información seleccionada por la Academia Galega de Gastronomía