Gastronomia de Galicia 

Berzas

Berza gallega

Berza (Brassica oleracea grupo acephala).

Denominación local: Verza, coella, coia, col. Covella: cuando es joven. Guichos: son los brotes tiernos. Troxo: es el tallo de la berza gallega, en algunas partes les llaman coeiro, colas o cobelleiro.

 

Introducción.

En Galicia, el cultivo de brásicas tiene una gran importancia ya que estas hortalizas son la base de la cultura y la dieta tradicional.

Debido a la especial estructura agraria de Galicia, caracterizada por el minifundio, la explotación de pequeñas huertas familiares, y una escasa mecanización, la expansión de variedades comerciales ha sido más lenta que en el resto de España.

La berza constituye un cultivo importante en el sistema agrícola tradicional gallego. En huertas familiares suele disponerse en fila a lo largo de la linde de la parcela y en la misma alternativa que otros cultivos hortícolas, generalmente patatas. Las hojas más tiernas se aprovechan para consumo humano en cocidos o caldos, mientras que las hojas más maduras se usan para forraje animal.

Las berzas son cultivos que permanecen en el campo durante todo el año, pueden sembrarse tanto en primavera como en verano,

 

Descripción.

La berza es la verdura gallega por antonomasia. Presenta una morfología característica: un porte erguido con raíz axonomorfa, tallo largo, cilíndrico, erguido, lignificado y robusto, con la base semileñosa y cubierto de cicatrices foliares. Sus hojas son enteras, cerosas con peciolo y tallo largo, y sus flores presentan coloración blanca, amarilla o amarilla pálida. Son plantas bianuales (en ocasiones puede mantenerse en campo hasta tres años) y de polinización entomófila. Las semillas son totalmente lisas y de color pardo.

Producen sólo un crecimiento vegetativo y son incapaces de florecer hasta que se someten a un proceso técnico. Son plantas rústicas, que prefieren los suelos profundos, los climas suaves y húmedos de las zonas de la costa y que resisten mejor el frío que las altas temperaturas. Se ha comprobado que existe una gran variabilidad genética en el germoplasma gallego y que las diferencias entre las variedades son debidas, principalmente, a las condiciones ecológicas y preferencias particulares de cada zona de origen.

 

<< volver