Gastronomia de Galicia 

Trucha a la gallega

Elaboración

 

Primero preparamos las verduritas. Las cortamos en tiras finas y las pochamos a fuego lento. Cuando estén pochadas le añadimos los taquitos de jamón serrano y el vino blanco, y lo dejamos cociendo hasta que se evapore el vino. 

Mientras, sazonamos ligeramente los filetes de trucha. Cuidado con la sal, ¡recordad que el jamón serrano ya va a dejar un sabor bastante salado! Después, ponemos los filetes en una sartén con poco aceite por el lado de la piel, y las marcamos hasta que la piel esté tostadita. 

Cortamos 12 tiras de puerros y los ponemos en el microondas 10 segundos a máxima potencia. Los reservamos para más tarde. 

Colocamos los filetes de trucha apoyados por el lado de la piel y le ponemos por encima las verduritas pochadas con el vino blanco y el jamón. Después volvemos a poner otra capa de filetes de trucha de modo que la piel quede a la vista. Para presentarlo, podéis atar los filetes con un poco de tiras de cebollino, así no se moverán tanto cuando las vayamos a comer. 

Si os apetece, podéis preparar unas patatas cocidas y emplearlas como base de los filetitos, y, además, podéis preparar una ajada laminando ajo muy fino y dorándolo un poquito en una sartén con aceite de oliva. Cuando el ajo esté listo, le echamos un poco de pimentón, removemos y rociamos los filetes con la salsa. ¡Para chuparse los dedos!

Eduardo nos da un último consejo: si este plato lo dejamos enfriar, podemos usarlo como canapé. ¡Buenísimo!

 

ingredientes (4 pers.)


 
  • 4 truchas de ración u 8 filetes de trucha blanca o asalmonada
  • 300 g de cebolla
  • 100 g de pimiento
  • 100 g de puerro
  • 10 g de pimentón
  • 50 g de jamón serrano en taquitos
  • 50 ml de vino blanco
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal

relacionados

<< volver